Teletrabajo y el coronavirus COVID-19

En estos momentos de desconcierto por la crisis provocada por el Coronavirus COVID-19, me gustaría reflexionar sobre algunas cuestiones relacionadas con el trabajo y la empresa.

Cuando nació Ncora en 2008, nos propusimos ser una empresa tecnológica y filosóficamente del siglo XXI. Esto lo he comentado muchas veces y está basado en la confianza mutua entre empleados y empresarios. En nuestro mundo TIC, además, es muy fácil ver quién trabaja y quién no.

La verdad es que este modelo nos ha funcionado siempre muy bien. Mientras nosotros hemos ido desarrollando nuestro modelo de trabajo, paralelamente también hemos ayudado a muchas empresas a desplegar entornos de escritorios virtuales tanto para entornos ofimáticos, como para entornos más complejos destinados, por ejemplo, al diseño y la ingeniería.

Desde nuestro agnosticismo siempre hemos buscado la mejor solución adaptada a nuestros clientes. Para algunos el fabricante es Citrix, para otros es vmware; para algunos trabajar on premise y para otros un cloud privado o la solución en Azure de escritorios virtuales.

En cualquier caso, en 2020 y para todos los trabajos que se realizan delante de un ordenador y que no tienen un vínculo directo con la atención a personas físicas (como por ejemplo tiendas, peluquerías, fisioterapeutas o profesionales de la salud), el trabajo lo podemos hacer perfectamente desde casa, con todas las comodidades, compartiendo el entorno familiar y con total seguridad a nivel de tratamiento de datos.

Básicamente necesitaremos un ordenador con cualquier sistema operativo y conexión a Internet. Toda la infraestructura que va por detrás es muy sencilla de preparar y se integra con nuestros sistemas corporativos de forma segura y rápida. Simplemente es cuestión de seleccionar un Partner especializado como Ncora y confiar en ellos.

Este modelo del que hablamos se puede trasladar en un concepto de gasto OpEX, con un pago basado en uso, en lugar de los tradicionales basados en CaPEX o compra, que implican largos periodos de amortización y ofrecen muy poca flexibilidad.

Un gran número de empresas, mediante esta grave crisis mundial, van a conocer forzadamente estas tecnologías y formas de trabajar. Muchas de ellas descubrirán las ventajas de este tipo de organización y se plantearán seguir con ellas.

Si al teletrabajo le añadimos, por ejemplo, Office 365 y tecnologías de securización, podemos tener una colaboración segura desde casa que incrementa la productividad.

Algunos colegas que se van forzados a trabajar estos días desde casa me dicen que rinden más y trabajan más horas. Todo esto hay que afinarlo: menos interrupciones, menos distracciones, menos estrés y más productividad. Al fin y al cabo, una mejora en la productividad es beneficiosa para trabajadores y empresarios y debería ser un objetivo común.

El hecho de hacer menos desplazamientos, menos desgaste de coche, menos gasolina quemada… Todo esto supone una mejora para nuestra salud y la de nuestro planeta.

Si necesitáis más información os podéis dirigir a hola@ncora.com en España y a hola@encora.mx en México y os atenderemos con mucho gusto. En pocos días podéis tener a vuestros empleados trabajando en remoto con total comodidad y seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *