iSCSI vs Fibre Channel

Hay mucho escrito sobre el tema de iSCSI y Fibre Channel, con mejores datos científicosde los que yo pueda aportar, así que, me tomaré la licencia de orientar estepost hacia una vertiente más subjetiva, basada en la experiencia de losproyectos que realizamos día a día en Ncora.

Todala literatura existente se posiciona en uno u otro lado, en función de interesespropios.

FibreChannel, como santo grial para comunicación de almacenamiento, hace esgrimir suoptimización para tal efecto, su bajísima latencia, hardware dedicado yorientando, su foco, hacia el mundo Enterprise, donde raramente es cuestionado.También hacen mucho hincapié en las “debilidades” de iSCSI, ahí es donde másdaño hace 🙂

Enel otro lado, nos encontramos con empresas más jóvenes que han nacido de lamano de iSCSI. Inicialmente haciendo valer el menor coste, mayor versatilidad,menor dificultad en el aprendizaje y justificando a base de estudios y estudiosque pueden conseguir resultados iguales o mejores que Fibre Channel.

Todoello, hace que día a día se sumen más opiniones y datos a este dilema. 

Asípues, ¿Qué hacemos? Buena pregunta 😉

Comohemos podido ver, cada uno tiene sus ventajas, pero hay que destacar que ambosson perfectamente válidos.

A mientender la batalla suele ser poco equitativa, pues solemos comparar iSCSI a 1Gb versus FC a 8 Gb. Si ese es el escenario, hay que valorar si iSCSI 1 Gb nosva a cubrir nuestras necesidades. Para muchos casos, sí, sin problema. Empresasque no tienen excesiva demanda a disco,que tenga 2 o 3 hosts sin aplicaciones transaccionales donde concurran cientoso miles de usuarios, funcionará a las mil maravillas. Dando por sentado que lacabina de almacenamiento estará bien dimensionada y no será este el cuello debotella. No vayamos a dar luego la culpa a quien no la tiene 😉

Sivemos que nuestro entorno se orienta hacia cargas a disco muy elevadas, conconfiguraciones de almacenamiento en SSD o soluciones All-Flash Array paratener bajísimas latencias, ahí es donde debemos orientar la mirada hacia FC a 8o 16 Gb y donde el iSCSI pasaría a ser a 10 Gb (con opciones a 20 o incluso 40Gb). ¡Pero ojo!, ahí los precios ya se equiparan y esa ya no sería la primerabaza en la toma de decisión.

Pesaríatambién, el conocimiento interno de la tecnología, de una y de otra. Si tenemosdatacenters dispersos geográficamente y/o muy lejanos,  unirlos mediante FC puede ser bastante caro.

Unaopción nada desdeñable es la conjugación de ambas tecnologías. Donde cabinasmodernas pueden incluir ambas tecnologías y darnos lo mejor de ellas paradiferentes propósitos.

Unejemplo sería si permitimos el acceso local de los hosts mediante FC yaprovechamos enlaces iSCSI a 1/10 Gb para interconectar con otra cabina remotay que estas, se repliquen entre sí.

EnNcora implementamos todas las variantes comentadas. La base principal es teneropción al cambio. ¿Qué inicialmente existen dudas acerca de la inversión haciaFC? Pues aseguramos que la cabina escogida a futuro, podrá implementarinterfaces FC, instalables en caliente y sin parada. Podremos añadir tambiénlas HBA, host a host y sin parada. ¡Ya tendremos FC! Y si nunca llega ese día,habremos vivido la mar de contentos con iSCSI.

Comoconclusión, una tecnología no debe ser excluyente de la otra, y en el mejor delos casos, podremos usar ambas simultáneamente.

Y siqueréis complicar un poco más el entorno, tenemos un FCoE y un FCIP que, todavía,nos pueden dar más versatilidad a nuestro ecosistema de almacenamiento.

Muchasgracias por leernos.

¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *