Cinco razones para implementar Citrix en nuestra empresa

¡Hola! Soy Peter Carrillo, colaborador y Partner de Ncora y hoy escribo el primer post en este, su blog. Voy a hablar sobre las razones para implementar Citrix en la empresa. Vamos pues a ello.

Antes de nada, cabe precisar que siempre hablamos de Citrix, pero Citrix no es propiamente un producto, sino una empresa que posee un amplio catálogo de productos, que van desde un Hipervisor de tipo 1 hasta soluciones de sincronización y compartición de archivos, pasando por productos hardware de networking como Netscaler MPX/SDX.
 
En este post hablaremos de los que probablemente son los buques insignia de la compañía: XenApp y XenDesktop. Estos dos productos, que recientemente han acabado convergiendo en uno solo (técnica, que no comercialmente), nacieron con filosofías ligeramente diferentes:
 
XenApp es la evolución, según Citrix, del RDP o “Terminal Server de toda la vida” (o al menos de la vida desde Windows NT 3.51): un Windows Server compartido al que los usuarios se conectan remotamente mediante un cliente (ligero o no, y desde prácticamente cualquier Sistema Operativo) y donde las aplicaciones corren en la CPU y RAM del sistema central: 

[embeber alt=»5MotivosCitrix_2_Small» embedtype=»image» format=»fullwidth» id=»3551″]

El sistema central puede ser un solo servidor de aplicaciones o una granja (conjunto de servidores agrupados lógicamente que proveen las mismas aplicaciones) de decenas, cientos o miles de ellos. Además del servidor donde propiamente corren las aplicaciones, hay una infraestructura de base, esto es, una serie de servicios adicionales cuya función es proporcionar y controlar el acceso a aquellas:

[embeber alt=»XenApp» embedtype=»image» format=»fullwidth» id=»3546″]

XenApp es el producto indicado cuando necesitamos reducir los costes y exprimir al máximo los recursos de hardware subyacente a base de incrementar la densidad de usuarios por GB Ram/CPUs.
XenDesktop es lo que genéricamente conocemos como VDI, es decir, un escritorio virtual (normalmente con S.O. Windows Workstation, pero también puede ser Windows Server o Linux) dedicado para cada usuario (un usuario puede tener varios escritorios asignados si queremos), al cual también se conecta con un dispositivo cliente (ligero o no, y desde prácticamente cualquier Sistema Operativo). 

[embeber alt=»XenDesktop» embedtype=»image» format=»fullwidth» id=»3549″]

XenDesktop es el producto indicado cuando las aplicaciones no soportan un entorno multiusuario o queremos una experiencia más personalizada para cada usuario o una óptima segmentación de recursos (y problemas…). La infraestructura de base para XenDesktop es la misma que para XenApp, pero como implementamos escritorios individuales por usuario, las necesidades de hardware subyacente son muy superiores a las de XenApp, por lo que la densidad de usuarios por GB Ram/CPU desciende, con lo que, lógicamente, el coste total de la solución se incrementa en la misma proporción.

Optar por la solución de centralización de escritorios y/o aplicaciones de Citrix (XenApp / XenDesktop) es una estrategia recomendable cuando coinciden una o más de las siguientes circunstancias:

  1. Gran dispersión geográfica de usuarios con necesidad de compartir información en tiempo real entre ellos. Esto puede aplicarse a sedes grandes, pequeñas oficinas remotas o usuarios nómadas. En el momento que se necesita acceso general a las aplicaciones o a las tradicionales carpetas compartidas, debemos optar por centralizar dicha información en un solo punto o bien replicar toda la información con un sistema como Microsoft DFS (Distributed File System), con el trabajo de diseño y la posterior carga administrativa que supone. Obviamente, si la información está replicada tampoco la estamos compartiendo en tiempo real, sino que siempre habrá un desfase temporal entre las diferentes versiones de un archivo, lo cual es otro quebradero de cabeza tanto para los usuarios como para los administradores. El fin último de Citrix es centralizar al máximo los sistemas y proporcionar acceso consistente a los usuarios estén donde estén y con cualquier dispositivo cliente. 
  2. Gran cantidad de aplicaciones, horizontales o verticales, heredadas o no heredadas, que deben distribuirse a muchos usuarios dinámicamente. El ejemplo más lógico son las aplicaciones ofimáticas monopuesto (MS Office, etc.) y las de arquitectura Cliente-Servidor (SAP y SAP GUI, etc.), donde tenemos una aplicación cliente que accede a una base de datos única y centralizada, de la que consulta y descarga gran cantidad de información. Como bien sabemos, nos interesa que la aplicación cliente esté lo más cerca posible de la base de datos para reducir latencia y tiempo de acceso. A su vez, nos interesa que el usuario esté lo más cerca posible de la aplicación cliente para mejorar su experiencia de uso. Citrix nos resuelve este último punto: no importa donde esté el usuario geográficamente, ni desde qué dispositivo se conecte, simplemente pongamos la aplicación cliente junto a la Base de Datos y proporcionemos las herramientas para que la experiencia de uso sea prácticamente la misma que si la aplicación está en el equipo del usuario.
  3. Gran rotación de usuarios, con el ingente trabajo de cambio y personalización de ordenadores que supone. Que le pregunten al esforzado personal de soporte a usuario cómo se le queda la cara cuando le llaman diciendo que entran de golpe X personas nuevas en tal departamento, o que al usuario Y le ha entrado un virus y se le ha de formatear y reinstalar el equipo. Con XenApp, «instalarle» una aplicación a un usuario es cuestión de pocos clics de ratón. 
  4. Recursos limitados de soporte a usuario en el departamento de IT, que probablemente estarán colapsados por los 3 puntos anteriores. Una infraestructura XenApp / XenDesktop correctamente implementada puede administrarse con muy poco personal técnico.
  5. Necesidad de centralizar datos en el CPD para securizar su acceso y evitar fugas de información. Podemos «blindar» el entorno tanto como queramos, hasta el punto que, si alguien quiere robar información, va a tener que hacer fotos a la pantalla de su terminal.

Obviamente, los motivos anteriores son aplicables a todas las soluciones de VDI o de aplicaciones publicadas, pero… ¿cuáles son las razones diferenciales que aconsejan Citrix sobre otras alternativas del mercado? 

La respuesta a esta y otras preguntas que queráis plantear, en el próximo post.

¡Muchas gracias y hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *